domingo, 12 de junio de 2016

El Apostolado del mar y la oración




La oración  en la historia del  Apostolado del mar
Hemeroteca de la Vanguardia 

·         Sin embargo, fue en el puerto de Glasgow donde el Padre Joseph Egger, S.J., puso en marcha el primer centro del Apostolado del Mar bajo el patrocinio de la Sociedad del Apostolado de la Oración. Durante los ocho primeros años de su existencia (1899-1907), según los archivos, más de 200.000 marinos fueron admitidos en el Apostolado del Mar. Posteriormente, con el traslado a ultramar del Hno. Daniel Shields, S.J., miembro clave de este grupo, la labor decayó, y no fue reanudada hasta su regreso de Sudáfrica en 1920. Hemeroteca LA VANGUARDIA 1927

·              Al constituirse el Apostolado y al redactarse sus Estatutos se han considerado como elementos básicos, la oración y el trabajo activo: ora et labora; y teniendo en cuenta que el trabajo debe estar apoyado en la oración para que sea eficaz, ha dirigido sus miradas a los centros espirituales, de oración, pidiendo el concurso de los institutos religiosos para que reforzasen la que elevan a Dios los marineros, socios activos y los asociados. La primera comunidad que con todos sus individuos cooperó a los fines espirituales del Apostolado del Mar fue la de los Carmelitas, cuya casa madre está establecida en Nottin Hill, secundándola  todas las casas de la Orden establecidas en Inglaterra. En octubre de este año la Rdma, M. superiora general del Instituto de Nuestra Señora del Retiro en el Cenáculo, después de su elección expresó el deseo de ver que todas las casas de la Congregación tomasen con vivo interés la participación activa por la oración en el Apostolado del Mar y se convino que cada día del mes una de estas casas ofrecería la Adoración para el Apostolado, de manera que durante todo el año a lo menos una casa de esta Congregación ofrecería oraciones para esta Obra.
       Otra de las Congregaciones que nos han dado generosamente su ayuda espiritual han sido las Benedictinas de la Abadía de Quaw Isla de Wigth, la de la Abadía de San Andrés en Bélgica y las religiosas Benedictinas de Colwich, igualmente algunos de los conventos del Sagrado Corazón de Jesús, las Franciscanas de Santa María de los Angeles en Southampton, las Pobres Clarisas de Warvertree y Newry, las Capuchinas de Perpignan, Convento Tyburn, las Ursulinas de Wembledon, las religiosas Benedictinas de Stam Osvoll, y otras.
     Al manifestar el Apostolado su profundo agradecimiento por esta valiosa cooperación que es fuente inagotable de fuerza espiritual que determina el engrandecimiento de la obra, no duda que las Órdenes religiosas españolas contribuirán eficazmente con sus oraciones a la difusión de este Apostolado en España, según desea S, S. el Papa; y, a este fin, se facilitarán, por el Centro de Barcelona, todos los datos que mejor puedan ilustrar el conocimiento de la organización y funcionamiento del Apostolado. LA VANGUARDIA V R Página 18.Domingo 1 de enero de 1928

·         «El Apostolado del Mar», es primeramente una obra de oración y de celo que une sacerdotes, religiosos y seglares para procurar la mayor extensión del reinado de Cristo en las almas de los que pasan gran parte de su vida en el mar, de los pescadores y navegantes que tantos escollos encuentran en sus vidas marineras y que a la luz de ese Apostolado han de vislumbrar los verdaderos horizontes que iluminarán sus existencias con los resplandores del bien y de la virtud. Se le llama “ Apostolado”, porque sus miembros ya embarcados, ya en tierra, son apóstoles que buscan la mayor gloria de Dios, tratando de que aumente el conocimiento, devoción y amor de nuestro Salvador adorable. I.a oración es su único deber esencial que tienen los socios del «Apostolado». Como medios para conseguir el mismo fin se tiene también en la obra la formación de círculos e institutos, la visita de barcos, y la distribución de buenos libros. Procurar a los marinos y navegantes distracciones honestas y ofrecerles locales donde puedan reunirse con sus compañeros católicos por medio de la Unión internacional de marineros católicos; la instrucción religiosa y reparto de libros amenos y religiosos a los marineros, procurando oigan la santa misa y frecuenten los Sacramentos; mantenerles en contacto con la Iglesia y todo acto de caridad que se haga con la gente de mar, está relacionado con este «Apostolado». VANGUARDIA Página 15. Jueves 8 de diciembre 1927  
                                                      
·         En diferentes seminarios de la Gran Bretaña y en los Estados Unidos existen «tripulaciones espirituales», formadas por doce seminaristas que protegen (est iritualm ente ) a los marineros, de la misma manera que las comunidades citadas. Y siendo tan necesaria la existencia de sacerdotes especializados como Capellanes de puertos», que cuiden del bien espiritual de los marinos, se recomienda, especialmente, «esta práctica en los. seminarios que radican en puertos de mar, a fin de iniciar a los seminaristas en este apostolado. LA VANGUARDIA Página 13.— Jueves 16 de febrero de 1928 V R
                                                                     
·          En el encuentro de Glasgow en el 90 aniversario  del AM ( 2012) Monseñor Vegliò destacó que los primeros miembros del AOS fueron formados en el Apostolado de la Oración y que “su mayor fuente de confianza era la oración misma”.
   “Debemos redescubrir esta característica distintiva del Apostolado, no sólo reuniéndonos regularmente en oración con los voluntarios, sino también haciendo que la gente ofrezca cada día sus oraciones por las personas del mar y por los que se ocupan de su asistencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada