miércoles, 1 de agosto de 2018

Festividad de Nª Sª del Carmen


Día de las Gentes del Mar 2018
La gente del mar reclama nuestra atención

    Nuevamente dirigimos nuestro cuidado e interés hacia las gentes del mar y a la sociedad para difundir el mensaje eclesial que invita a todos a prestar nuestra seria atención y plegaria por todas las personas que desde su sacrificado esfuerzo en los trabajos de la mar tanto enriquecen a la Sociedad y a quienes debemos estar tan agradecidos. Nos inspira como siempre la solicitud amorosa de la Virgen del Carmen que nos indica siempre el seguimiento de Cristo y su servicio también en este caso a las gentes del Mar .

¿Maestro, no te importa que perezcamos? (Mc 4,38).
     La pregunta describe la angustia vivida por los discípulos en el seno de una tormenta en el mar, que les sobresaltó de una forma sorpresiva y sin capacidad de respuesta.
      La pregunta resuena en los problemas que en nuestro tiempo se siguen viviendo en el ámbito del trabajo en el mar. No son pocas las tragedias marineras tenidas en España ni las dificultades y luchas que la honrada gente marinera debe afrontar que no deben quedar en el olvido ni ser solo página de sucesos momentánea que provoque una solidaridad de corto plazo . Sino que hay que mantener la mirada atenta y el corazón dispuesto para que este servicio sea tratado permanentemente en justicia sobre todo en los casos más vulnerables No se trata de tormentas climatológicas, sino de las tormentas simbólicas que fueron afrontadas en el reciente XXIV Congreso Mundial del Apostolado del Mar celebrado en Kaohsiung (Taiwan), el pasado otoño; y que afrontó el tema de la pesca, el tráfico de los seres humanos y el trabajo forzado con especial afectación a mujeres y niños. Y tampoco debemos olvidar el impulso recibido en la Asamblea del Apostolado del Mar celebrada en Coruña el pasado Septiembre .que nos empujaba a mantener el ritmo de una Iglesia en salida desde la Fuerza de la fe ante todos los obstáculos
     Son muchas las situaciones de dificultad y dolor que implican estas tareas. A las irrenunciables del duro trabajo, de la distancia con las familias, ( no debemos olvidar la numerosa cantidad de emigrantes trabajando en estos ámbitos) , del peligro aparejado al mundo de la mar; se suman las que son fruto de la injusticia como la falta de salarios dignos, la ausencia de sistemas de comunicación que permitan acortar las distancias físicas con los seres queridos, y otras particulares que constituyen verdaderos atentados a la dignidad de la persona como trabajos que se acercan a descripciones más propias de la esclavitud, enfermos abandonados en los puertos o incumplimiento de las condiciones estipuladas en un contrato.
     La Doctrina Social de la Iglesia contiene desde el más puro espíritu evangélico respuestas adecuadas para ello, que nos hacen vivir nuestra fe unida a un compromiso
rotundo por la dignidad humana en cuanto que todos somos hijos de Dios
    ¿Por qué estáis con tanto miedo? (Mc 4,40).
    La Iglesia, lejos de ser insensible, vive una profunda preocupación ante estas realidades. Muestra de ello es el amparo del apostolado del mar en el recientemente creado Dicasterio para el Desarrollo Integral por el que el papa Francisco ha mostrado una especial cercanía e implicación personal.
     La respuesta no es solo estructural sino que se hace visible y cercana a través de muchos cauces entre los que destaca la realidad de las parroquias: «comunidad de comunidades, santuario donde los sedientos van a beber para seguir caminando, y centro de constante envío misionero». Etimológicamente, parroquia significa el lugar donde vivir «junto a», donde «habitar en vecindad» y cumple su vocación gracias al esfuerzo de toda una comunidad que quiere abrir sus puertas a los que transitan por ella para que puedan sentir el calor de un «segundo hogar», por distante que pueda estar del propio.
    No olvidemos que “la comunión eclesial, aún conservando siempre su dimensión universal, encuentra su expresión más visible e inmediata en la parroquia. Ella es la última localización de la Iglesia; es, en cierto sentido, la misma Iglesia que vive entre las casas de sus hijos y de sus hijas”.
    Es necesario que todos volvamos a descubrir, por la fe, el verdadero rostro de la parroquia; o sea, el «misterio» mismo de la Iglesia presente y operante en ella.
     Se trata de una comunidad sensible ante las urgencias de la gente del mar y sus familias que reclaman nuestra atención. Y que debería ser cada vez más creciente El encuentro con ellos se convierte en ocasión para comprender el paso de Dios por las circunstancias de su Pueblo, especialmente por su cercanía providente en las especialmente difíciles.
      La gente del mar navega con sabiduría entre los oleajes propios de su oficio y entre los oleajes de las injusticias descritas. En ellos se forja su respuesta al Señor y se convierten en testimonio de «la santidad «de la puerta de al lado», de aquellos que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios»3.
      Pues ¿quién es éste que hasta el viento y el mar le obedecen? (Mc 4,41)
      El mar se convierte en espacio privilegiado para la experiencia de fe. Por cómo la protagonizan quienes bregan con sus dificultades y por el testimonio de acogida que pueden ofrecer quienes esperan en la orilla. Con toda seguridad, la experiencia se puede vivir con mayor     intensidad en el encuentro entre ambas perspectivas. Diócesis, Parroquias marineras, cofradías , asociaciones , instituciones sociales etc tenemos una responsabilidad especial en el apoyo y la acogida que debe ser continuamente renovada y actualizada.
      Pidamos a Dios a quien el mar y el viento obedecen ser capaces de mostrar en estas claves nuestro compromiso de fe teniendo como estrella segura a Maria la Virgen del Carmen , a la que tan emocionadamente llamamos y cantamos tantas veces como Estrella de los Mares. Que nuestro canto se prolongue en el compromiso cristiano con la gente del mar.
     A cuantos les ayudan y apoyan, y a ellos mismos les enviamos nuestra bendición y afecto con la alegría por celebrar este día
+ Luis Quinteiro Fiuza Obispo de Tui-Vigo
Obispo Promotor del Apostolado del mar

lunes, 30 de julio de 2018

Mensaje DOMINGO DEL MAR 2018


Apostolado del mar
Diócesis Nivariense
 
DICASTERIO PARA EL SERVICIO DEL DESARROLLO HUMANO INTEGRAL

Mensaje para el Domingo del Mar 2018
(8 de julio de 2018)
       Celebrando el Domingo del Mar, estamos obligados a recordar a los casi 1.200.000 marineros de cada nacionalidad, que profesan una fé diferente, obligados a vivir varios meses en el espacio restringido de un barco, separados de sus familias y de sus seres queridos, sin poder participar a los eventos familiares más importantesy significativos (cumpleaños, graduaciones, etc) ni estar presentes en los momentos difíciles que te ponen a prueba, como las enfermedades o la muerte.
       Con su profesión, los marineros desarrollan un rol significativo en nuestra economía global transportando, de una parte a otra del globo, el 90% de los bienes que utilizamos en nuestra vida cotidiana. Por eso, hoy, mientras rezamos por estas personas, donde quiera que estén, queremos expresar nuestra gratitud por el duro trabajo lleno de sacrificios que llevan a cabo.
      Algunos de los obstáculos que la gente del mar afronta cotidianamente son los siguientes:
      Negación del permiso de desembarcar y de visitar el barco
       Con la mecanización y la automoción, el tiempo de atraque del barco en el puerto se ha reducido al mínimo, por eso la tripulación no tiene suficiente tiempo para descansar y relajarse. Además, aunque la introducción del Código Internacional para la protección de los buques y de las instalaciones portuarias (ISPS) haya mejorado la seguridad del mar, al mismo tiempo se ha revelado particularmente difícil para los marineros. En numerosos puertos, para las tripulaciones es cada vez más complicado obtener el permiso para bajar a tierra firme, a causa de la política empresarial y de las normas restrictivas y discriminatorias impuestas por los Gobiernos. A esto se debe añadir el hecho de que a muchos de nuestros capellanes y voluntarios que visitan los buques, les viene negado el permiso de entrar en puerto o de subir a bordo de los buques para suministrar bienestar material y espiritual a los marineros que llegan a la costa tras semanas de navegación.
       Condenamos estos hechos que contradicen el espíritu de la Regla 4.4 del Convenio sobre el trabajo marítimo (MLC)1 , que ha entrado en vigor el 20 de agosto del 2013, con la intención de mejorar el bienestar de los marineros. Las tripulaciones no se deberían ver negada la libertad de bajar a tierra firme, así como a los capellanes y a los voluntarios no se les debería negar el derecho de subir a bordo de los buques.
      Violencia en el mar y piratería
       Aunque la situación haya mejorado respecto a los años precedentes, queremos invitar a cada persona a que esté atenta a la violencia en el mar, que generalmente está marcada por la piratería. La principal causa de piratería va siempre unida a la inestabilidad política y a menudo a la industria de la pesca. 

     Los Miembros deberán velar por que las instalaciones de bienestar en tierra, si las hay, sean de fácil acceso. Los Miembros también deberán promover la construcción en determinados puertos de instalaciones de bienestar como las enumeradas en el Código, a fin de que la gente de mar a bordo de los buques que se encuentren en sus puertos tenga acceso a instalaciones y servicios de bienestar apropiados.
Monumento a Francisco Ramos
en  Muelle  Ribera
 
        La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU) ha privado a muchos Estados costeros de sus recursos marítimos naturales, creando una situación de extrema pobreza en el país, y facilitando a individuos sin escrúpulos a convertir pescadores desesperados y sin trabajo en piratas.       
         Pedimos a los Gobiernos y a los propietarios de los buques que pongan en práctica todos los mecanismos necesarios para proteger la vida de las personas en el mar y reducir al mínimo el coste económico.
       Abandono de buques y tripulación El abandono de buques y tripulación no es un problema nuevo para la industria marina. Según un artículo periodístico2 , entre el 2012 y el 2017 más de 1.300 marineros han sido abandonados por diversas razones en puertos extranjeros lejos de casa, a menudo sin sueldo y sin reservas de comida y carburante para el buque. Una vez abandonados, a los marineros se les deja solos, preocupándose por la comida, el sueldo, el estado de inmigración y de muchas cosas más, a no ser que sean ayudados por una organización humanitaria.
         Queremos exprimir nuestro más sincero agradecimiento a todos los capellanes y voluntarios de las Stella Maris que, de Malta a Sudáfrica, del Reino Unido a los Estados Unidos, durante meses, han proporcionado ayuda material, espiritual, legal y psicológica a diferentes tripulaciones de buques abandonados, y continúan haciéndolo.
           Pedimos que se dé una total implementación de los enmiendas al MLC 2006, y que se ponga en práctica un sistema de seguridad financiera dirigido a garantizar que los propietarios de los buques den una indemnización a los marineros y a sus familias en caso de abandono
     Impacto ambiental en los océanos En la Laudato Si’ Papa Francisco afirma: “Se ha vuelto urgente e imperioso el desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de dióxido de carbono y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente, por ejemplo, reemplazando la utilización de combustibles fósiles y desarrollando fuentes de energía renovable” (n.26).
       Como cualquier tipo de transporte que utiliza combustibles fósiles, los buques producen emisiones de dióxido de carbono que contribuyen de manera significativa al cambio climático global y a la acidificación de los océanos. Además del dióxido de carbono estos buques emiten una cierta cantidad de contaminantes que contribuyen al problema.
       Respaldamos los esfuerzos llevados a cabo por la Organización Marítima Internacional (OMI) para prevenir y reducir de forma significativa la contaminación plástica marina del sector marítimo y disminuir las emisiones de los gases de efecto invernadero producidas por los buques e implementar otras normas que impongan el uso de carburantes más limpios en el mar.
      Por último, invocamos a María, Estrella del Mar, para que extienda su protección maternal a la gente del mar y la guíe en los peligros hacia un puerto seguro.
Cardenal Peter A. Turkson
 Prefecto
2 https://worldmaritimenews.com/archives/227230/interview-over-1300-seafarers-abandoned-in-five-years/ 3 Enmiendas al Código del citado Convenio relativas a la Regla 2.5 – Repatriación de la MLC 2006 (y anexos

miércoles, 25 de julio de 2018

A Santiago por el mar


SAIL THE WAY ORGANIZA LA TERCERA EDICIÓN DEL CAMINO DE SANTIAGO POR MAR

      La III Travesía Navega el Camino saldrá el 14 de julio del puerto de Hondarribia para recorrer diez etapas por mar y una a pie, entre diferentes puertos de Euskadi, Cantabria, Asturias o Galicia y finalizar con la visita al Apóstol, en la Catedral de Santiago, tras una caminata desde el Monte do Gozo.

      La travesía Sail The Way, organizada por la asociación Northmarinas, puede hacerse al completo o por etapas, siendo A Coruña el último puerto de salida para obtener la Compostela, misma credencial que en las versiones a pie, a caballo o en bici. Los requisitos para conseguir el diploma oficial que certifica la realización del peregrinaje, son completar al menos 100 millas náuticas a vela saliendo de uno de los puertos de la red Northmarinas y, por supuesto, completar la ruta a pie.

       En esta tercera edición del Camino por mar, se combinará la navegación en etapas cortas, recalando cada día en puerto, con visitas guiadas y actividades culturales en las localidades de escala. Hondarribia, El Abra-Getxo, Camargo, San Vicente de la Barquera, Gijón, Cudillero, Viveiro, Cedeira, A Coruña, Muxía, Muros y Santiago verán peregrinar por mar y tierra a más de un centenar de peregrinos-marinos, a bordo de casi 30 embarcaciones.

      Los interesados todavía puede inscribirse a través de la página web www.sailtheway.es o de la dirección de correo electrónico navegaelcamino@gmail.com. NAUCHERglobal, Redacción 12/07/2018







domingo, 1 de julio de 2018

Domingo del Mar


Domingo del mar: un día para recordar el mundo de los marinos y sus familias
     En este domingo, 8 de julio se celebra en todo el mundo, como cada año, el “Domingo del Mar”, promovido por el Apostolatus Maris, la obra apostólica de la Iglesia Católica para la asistencia a los marítimos, fundada en Glasgow en 1920. El presidente del Pontificio Consejo para los Migrantes e Itinerantes, Mnr Antonio Mª Veglio explicaba, en una entrevista con el  periodista  Fabio Colagrande,  en que consiste  el "Domingo del mar"
         La tradición de celebrar el “Domingo del mar” comenzó en Inglaterra en 1975 cuando el Apostolado del Mar (de la Iglesia Católica), la “Mission to Seafarers” (Anglicana), y la “Sailors’ Society” (Free Church) decidieron que se debería reservar en el calendario de las Iglesias un día para recordar a los marinos, rezar por sus familias y por aquéllos que les asisten. Desde entonces, la celebración se fue extendiendo hasta convertirse en un evento de carácter internacional. Se celebra habitualmente el segundo domingo de julio y se reconoce la importante contribución laboral de los marinos a la economía de todos los países del mundo. Esta solemnidad es también importante a nivel ecuménico puesto que en muchos puertos las celebraciones y las diferentes actividades de sensibilización sobre la situación humano-laboral de los marinos, se llevan a cabo junto con otras denominaciones cristianas, dando así testimonio de unidad de intenciones y de cooperación en la tutela de los derechos de estas personas.
       La presencia en el muelle Ribera del Puerto de Tenerife del monumento a Francisco Ramos, un trabajador que muere en accidente de trabajo queriendo salvar la vida  de su hijo, y que además fuera un  reconocido y admirado líder sindical, nos sugirió que pudiera ser el DOMINGO DEL MAR  una buena ocasión para reunirnos y celebrar la eucaristía con el colectivo de los trabajadores portuarios que como sabemos están incluidos en el concepto de Gentes de mar  (Motu Proprio Stella Maris ). Culminamos la celebración con el acto de oración ,ofrenda y homenaje a los fallecidos en accidente  en el ámbito marítimo, y por extensión a los trabajadores del puerto y marinos fallecidos en el año. La dimensión ecuménica  del acto  se satisface  con la intención  de  todos y la presencia  física del sacerdote Anglicano David Yenkis,  que comparte con nosotros la actividad regular de atención al marino.

jueves, 28 de junio de 2018

SEGURIDAD DE LOS BUQUES PESQUEROS


   LA SEGURIDAD DE LOS BUQUES PESQUEROS, UN TEMA CLAVE PARA REDUCIR LAS PREOCUPANTES CIFRAS DE SINIESTROS EN EL SECTOR 

 Aunque las cifras exactas son difíciles de obtener, las estimaciones preliminares y conservadoras de las muertes en el sector de las pesca ahora superan las 32 000 personas al año. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) dice que el número de pescadores heridos o que sufren enfermedades relacionadas con el trabajo es mucho más elevado. Las muertes y los accidentes tienen un gran impacto en las familias de los pescadores, las tripulaciones y las comunidades de pescadores. Estas crudas cifras proporcionaron el contexto de las conversaciones en la Quinta conferencia internacional de seguridad y salud de la industria pesquera (iFish5), celebrada del 10 al 13 de junio en St. John’s, Canadá.
     Sandra Allnutt, en representación de la OMI, puso de relevancia el trabajo de la OMI para abordar la seguridad de los buques pesqueros. Hizo hincapié en la necesidad de que más países ratifiquen el Acuerdo de Ciudad del Cabo de 2012 sobre la seguridad de los buques pesqueros. El Acuerdo de Ciudad del Cabo incluye requisitos internacionales obligatorios para la estabilidad, la construcción y la navegabilidad asociada de embarcaciones pesqueras de 24 metros de eslora o más, así como requisitos para dispositivos de salvamento, equipo de comunicaciones y protección contra incendios.
      La Sra. Allnutt también describió las directrices y recomendaciones adoptadas por la OMI en cooperación con la FAO y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), incluido el Código FAO/OIT/OMI de seguridad para pescadores y buques pesqueros, 2005 (parte A para todos los buques de pesca; Parte B para esos 24 m de largo y largo); las Directrices voluntarias, 2005 (buques pesqueros de 12 m de eslora y más, pero de menos de 24 m); y las Recomendaciones de seguridad (para buques pesqueros de menos de 12 m de eslora).
       Se informó a la conferencia de que los aproximadamente 1,6 millones de marinos de la flota de buques mercantes del mundo tienen una protección mucho mejor gracias a las convenciones y acuerdos internacionales de seguridad y salud obligatorios que los aproximadamente 40 millones de pescadores de todo el mundo.
       Más de 160 profesionales e investigadores de salud y seguridad del sector pesquero de 26 países, así como organizaciones internacionales asistieron a la iFish5. Fue organizada conjuntamente por la Memorial University, Canadá; las Naciones Unidas; el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de EE UU (NIOSH); y la FAO. Actualidad Marítima Portuaria ADMIN · 23 JUN, 2018 ·

Día del marino 2018



LA OMI LANZA LA CAMPAÑA DEL DÍA DE LA GENTE DE MAR

     La gente de mar son los héroes desconocidos del sector marítimo, un sector del que todos dependemos para obtener los bienes y mercancías que queremos y necesitamos. Sin embargo, se trata de una profesión muy exigente que en ocasiones puede pasar factura afectando especialmente a la salud mental de los marinos
      Esto es por lo que este año, 2018, la Organización Marítima Internacional (OMI) se ha unido al sector del transporte marítimo para aprovechar el ímpetu de un importante tema: el bienestar de la gente de mar. La entidad mundial ha lanzado el siguiente lema para la campaña: #SupportSeafarersWellbeing, relacionado con el apoyo al bienestar de la gente de mar.
     Este tipo de trabajo puede ser gratificante y satisfactorio, pero también puede tener sus momentos difíciles. Varios factores pueden afectar a la calidad de vida en el mar. Entre ellos está el permiso de tierra, la amenaza de abandono, el pago a tiempo del salario, la posibilidad de que presenten cargos contra ellos, o cosas más simples como el acceso a internet y la facilitación de instalaciones adecuadas para hacer ejercicio a bordo.
     Para el secretario general de la OMI, Kitack Lim, "el Día de la Gente de Mar de 2018 proporciona una plataforma para abogar por los estándares más altos de bienestar y permite a las compañías y otras partes interesadas del sector mostrar cómo proporcionan un buen ambiente de trabajo para la gente de mar, contribuyendo así de forma positiva a su bienestar", según señaló en su mensaje anual en conmemoración de esta fecha. 
     La campaña también anima a la gente de mar a compartir sus opiniones y experiencias a través de una encuesta en línea (disponibe desde este enlace). Los resultados de la encuesta serán analizados y presentados ante el consejo de la OMI.
      La campaña del Día de la Gente de Mar también tiene un mensaje positivo: se invita a los marinos a compartir a qué se parece un buen día en el mar (#GoodDayatSea) y participar en el concurso de fotos organizado por la OMI y The International Seafarers' Welfare and Assistance Network (Iswan), patrocinado por la The North American Maritime Ministry Association (Namma). NAUCHERglobal, Redacción  25/06/2018

sábado, 21 de abril de 2018


Una encuesta señala que la cuarta parte de los marinos se sienten deprimidos

      Más de la cuarta parte de los marinos entrevistados en una encuesta reciente mostraban signos de depresión, y muchos de ellos no pedían ayuda para hacerle frente. El estudio de la salud mental de más de 1.000 marinos estuvo a cargo de la organización benéfica marítima internacional Sailors’ Society y la Universidad de Yale.

       De entre los encuestados, el 26 por ciento señaló que se habían sentido “alicaídos, deprimidos o desesperanzados” varios días a lo largo de las dos semanas anteriores. Los factores que afectaban a su salud mental incluían la calidad y la cantidad de los alimentos a bordo, el aislamiento de sus familias y la duración de sus contratos.

       Al hablar con la mitad de los marinos que informaron tener síntomas de depresión, el 45 por ciento de ellos señaló que no había pedido ayuda a nadie. Si bien alrededor de la tercera parte indicó que había recurrido a familiares y/o amigos, solo el 21 por ciento indicó que había hablado con un compañero a bordo.

      La Directora General Adjunta de la Sailors’ Society, Sandra Welch, señaló: “Los marinos pasan meses en el mar y enfrentan algunas de las condiciones más duras de una fuerza de trabajo: aislamiento, espacios de alojamiento reducidos, ruido, calor, tormentas, a veces ni siquiera pueden tolerar la comida de a bordo. Este informe es una llamada de alerta a la industria sobre el enorme impacto que esto está teniendo en la salud mental de los marinos”.

      Señaló que la organización benéfica estaba trabajando con las compañías navieras para ayudarlas a brindar la mejor atención a sus empleados.

      La Sailors’ Society trabaja con marinos en 91 puertos, y ofrece asesoramiento y apoyo a aquellas personas que sufren de depresión. Para obtener más datos sobre sus servicios, visite: www.sailors-society.org/wellness/ ITF 29 marzo 2018