domingo, 20 de noviembre de 2016

Mensaje Consejo Pontificio Pastoral Migrantes e Itinerantes para día de los Pueblos Pescadores 2016


Pontifical Council for the Pastoral
Care of Migrants and Itinerant People

 

Mensaje para la Jornada Mundial de la Pesca

(21 de noviembre de 2016)

 

             Desde 1998, la Jornada Mundial de la Pesca se celebra cada año el 21 de noviembre para resaltar la importancia de conservar el océano y la vida marina que proporciona alimento a miles de millones de seres humanos y oportunidades de empleo a más de 50 millones de personas en todo el mundo.

            El Papa Francisco en su Carta Encíclica Laudato Sì menciona algunas de las amenazas que afectan y destruyen los recursos naturales marinos: “Muchas de las barreras de coral del mundo hoy ya son estériles o están en un continuo estado de declinación: «¿Quién ha convertido el maravilloso mundo marino en cementerios subacuáticos despojados de vida y de color? ». Este fenómeno se debe en gran parte a la contaminación que llega al mar como resultado de la deforestación, de los monocultivos agrícolas, de los vertidos industriales y de métodos destructivos de pesca, especialmente los que utilizan cianuro y dinamita” (n. 41). Puesto que se trata de un patrimonio común de la humanidad, el Papa Francisco llama a todos a: “... colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades” (n. 14).

            Por esta razón, apreciamos y aguardamos con esperanza la aplicación del Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto Destinadas a Prevenir, Desalentar y Eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, adoptado por la FAO como Acuerdo en 2009. Después de varios años de esfuerzos diplomáticos finalmente entró en vigor el pasado 5 de junio y en la actualidad es jurídicamente vinculante para los 29 países y única organización regional que lo firmaron. Mediante la adopción y la ejecución de las medidas eficaces del Estado rector del puerto, dicho Acuerdo es el primer tratado internacional vinculante que pretende prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), un importante problema medioambiental que genera enormes daños económicos y representa una amenaza para la seguridad alimentaria en muchos países



Sin embargo, nuestra preocupación no concierne únicamente los recursos marinos. La industria pesquera ha sido ampliamente reconocida como una de las más peligrosas debido a la frecuencia con que se registran accidentes laborales y al elevado índice de mortalidad. En esta Jornada Mundial de la Pesca queremos llamar la atención también sobre los muchos pescadores que se encuentran en situación de explotación y abusos.

            Lamentablemente se desconoce la trágica realidad de que en la industria pesquera hay cientos de miles de migrantes internos/transnacionales que son objeto de contrabando/trata para realizar trabajos forzados a bordo de buques pesqueros.

            Esto es favorecido por una red de organizaciones criminales e individuos que explotan a personas que provienen de una situación de pobreza y que buscan desesperadamente un empleo que les ayude a romper el círculo de la miseria. Sin embargo, terminan en una situación de trata de seres humanos, de servidumbre por deudas y de esclavitud a menudo sin una salida. De hecho, los buques pesqueros permanecen en el mar durante largos períodos de tiempo (desde algunos meses hasta varios años) y para las víctimas de estos crímenes es difícil, por no decir imposible, denunciar estas situaciones.

            En respuesta al llamamiento del Papa Francisco: La trata de personas es un crimen contra la humanidad. Debemos unir las fuerzas para liberar a las víctimas y para detener este crimen cada vez más agresivo, que amenaza, además de las personas, los valores fundamentales de la sociedad y también la seguridad y la justicia internacionales, además de la economía, el tejido familiar y la vida social misma”, Como Iglesia Católica queremos renovar nuestro llamamiento a los Gobiernos para que ratifiquen el Convenio sobre el trabajo en la pesca, 2007 (OIT, núm. 188), al fin de crear un entorno laboral seguro a bordo de los buques pesqueros y mejores disposiciones de bienestar para los pescadores. A partir de octubre de 2016 el Convenio ha sido ratificado por nueve Estados costeros, y se necesita la ratificación de un país más para que el Convenio pueda entrar en vigor.

            A la vez que expresamos nuestro agradecimiento a los capellanes y a los voluntarios del Apostolado del Mar por su dedicación y compromiso, queremos pedirles que vigilen e intensifiquen su presencia en los puertos pesqueros para identificar y rescatar a las víctimas de la trata de seres humanos. También es necesario que el Apostolado del Mar coopere más estrechamente con los líderes de las comunidades pesqueras para educar y prevenir la trata de personas proporcionando alternativas viables de empleo y de sustento.

            Que María Stella Maris siga siendo la fuente de fortaleza y protección para todos los pescadores y sus familias.


Card. Antonio Maria Vegliò

Presidente

Gabriele Bentoglio,cs

Subsecretario

martes, 8 de noviembre de 2016

Rescatados en el mar


La fragata Navarra rescata a 730 personas frente a la costa de Libia
Entre los refugiados había 124 mujeres y 14 niños

     La fragata de la Armada ‘Navarra’, que se encuentra integrada en la misión de la UE ‘Eunavfor Med Sophia’ de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo, ha rescatado a 703 personas (565 hombres, 124 mujeres y 14 niños) que intentaban llegar a Europa a bordo de cinco embarcaciones neumáticas de doce metros de eslora.

     Según ha informado la Armada, a primera hora de esta mañana el helicóptero de la fragata alertó de la presencia de varias embarcaciones de este tipo que contaban con un gran número de personas a bordo. Este aviso motivó que la ‘Navarra’ se dirigiese a la zona del avistamiento mientras sus efectivos se preparaban para el rescate.

     Tras llegar a dicho lugar, se procedió a auxiliar a los inmigrantes, siendo las mujeres y los niños los primeros en ser rescatados. Una vez que todos estuvieron a salvo se les entregaron mantas, ropa seca, comida, agua y una primera asistencia médica. En estos momentos, todos ellos se dirigen a las costas italianas donde serán desembarcados.

     La ‘Navarra’ es la quinta de una serie de seis fragatas construida en Ferrol y entregada a la Armada en 1993. Tiene una eslora de 138 metros y más de 4.000 toneladas de desplazamiento. Está equipada con sensores y armas que le permiten desarrollar sus cometidos principales como buque de escolta oceánico.

    Su dotación está formada por 200 efectivos incluyendo la Unidad Aérea Embarcada de la Flotilla de Aeronaves y el Equipo Operativo de Seguridad de Infantería de Marina. Ha desempeñado numerosas misiones, entre las que destaca como la más reciente la lucha contra la piratería en las costas de Somalia con la Operación “Atalanta” en 2014.

     La 'Eunavfor Med Sophia' es una misión de carácter multinacional liderada por la UE, según decisión del Consejo de la Unión Europea de 18 de mayo, que contribuye a los esfuerzos para prevenir la pérdida de vidas en el mar y para abordar las causas de esta emergencia humanitaria.

      Su objetivo es interrumpir las redes de tráfico ilegal o trata de personas que actúan a través del Mediterráneo central. Para este fin España aporta un contingente de más de 200 efectivos, 50 de los cuales pertenecen al Ejército del Aire formando parte del ‘Destacamento Grappa’, con sede en la base italiana de Sigonella, mientras que el resto se integra en una fragata que opera en el Mediterráneo.

      España también aporta un avión ‘VIGMA D-4’, así como 12 efectivos el Ejército del Aire y la Armada que trabajan en el cuartel general del comandante de la operación en Roma y en el cuartel del comandante de la Fuerza establecido en el portaaviones italiano ‘Cavour’.La RAZON. Es Servimedia

 

La pesca reune a inspectores de ITF en Vigo





La ITF elige Vigo para potenciar su apuesta por las investigaciones en la pesca

Adrián amoedo vigo 19.10.2016 | 02:21

      La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) ha elegido Vigo para impulsar su apuesta por llevar a cabo más investigaciones en el sector pesquero. Con la asistencia de inspectores de diferentes países, las ponencias estuvieron a cargo del embajador de la Organización Marítima Internacional (OMI) en España, Antonio Padrón, y miembros de la empresa Albacora y del Instituto Social de la Marina (ISM).

      Como puerto pesquero de referencia mundial, el de Vigo es "el lugar idóneo" para este tipo de reunión, según explicó Luz Baz, inspectora de la ITF para Galicia y Asturias. La federación, hasta la fecha, no realizaba inspecciones de rutina en buques pesqueros como sí lo hace en mercantes. Sin embargo, cada vez es más frecuente que los tripulantes contacten con la ITF solicitando ayuda y asistencia, según explican los inspectores.

  En este escenario tomará un importante protagonismo la próxima entrada en vigor del Convenio 188 de la OIT, que supondrá una mejora en las condiciones de los marineros.

   Para ello, el encuentro celebrado en el Hotel AC Palacio Universal, que se alargará hasta mañana, sirve para unificar criterios y planes de acción de cara a las llamadas de tripulantes que piden ayuda para poder solucionar situaciones laborales injustas o que ponen en riesgo su salud. Faro de Vigo 19/ 10/ 2016

domingo, 2 de octubre de 2016

Sr. Kitack Lim, Secretario OMI




Mensaje del Secretario General de la OMI,
Sr. Kitack Lim
“El transporte marítimo indispensable para el mundo”

     En un mundo en el que la población mundial ha rebasado la cifra de 7000 millones  de    habitantes y está previsto que se duplique en numerosos países en desarrollo para 2050, nos enfrentamos a desafíos prácticamente sin precedentes.
     El panorama actual está dominado por amenazas de conflicto s, terrorismo, migración mixta masiva, inseguridad en cuanto a la disponibilidad de alimentos y agua, cambio climático y una  desigualdad creciente entre los pudientes y los desposeídos.
     Los Gobiernos y la sociedad civil están tratando de encontrar formas para poder seguir satisfaciendo las necesidades de esta población creciente a través del desarrollo social y el crecimiento económico, pero de forma verdaderamente sostenible.
      El año pasado estuvo marcado por dos logros fundamentales: la  adopción de la Agenda de 2030 para el desarrollo sostenible y el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Tal como señaló el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. BanKi-moon, cuando visitó la OMI en febrero del año en curso, "estos logros constituyen una victoria para la población mundial y un triunfo para el multilateralismo".
  El transporte marítimo y la OMI desempeñan una función importante a la hora de traducir el  ímpetu generado por estos acuerdos en mejoras tangibles para  las vidas de las personas a las que prestan servicio.
      En la economía actual, la población de todo el planeta depende de los buques para el transporte de las materias primas, el combustible, los alimentos, las mercancías y los productos que necesita. El transporte marítimo es la piedra angular del comercio internacional y los mercados mundiales.
     Los buques de hoy en día son los más avanzados técnicamente, los más grandes y complejos, los de mayor capacidad de carga y los más seguros y respetuosos con el medio ambiente de la historia. Es gracias a esta flota y a una mano de obra mundial de más de un millón de marinos que pueden importarse y exportarse mercancías a la  escala necesaria para mantener al mundo moderno
       No obstante, para que las ventajas resultantes de la globalización se repartan equitativamente, todos los país es han de poder desempeñar un papel activo y sustancial en el transporte marítimo.
     El crecimiento económico sostenible, la generación de empleo, la prosperidad y la estabilidad pueden potenciarse por igual mediante el desarrollo del comercio marítimo, la mejora de las infraestructuras y la eficiencia portuarias, así como mediante el fomento de la navegación como profesión, en especial en los países en desarrollo.
     La OMI realiza una labor importante en todos esos aspectos. El comercio mundial nos beneficia a todos por igual, gracias a la competitividad de los fletes. El costo del transporte en el precio de venta al público de los bienes de consumo es insignificante para un producto transportado por vía marítima.
    Gracias a su impresionante eficacia ambiental, el transporte marítimo es también un factor impulsor del "crecimiento verde". El desarrollo sostenible depende de que se mantenga la eficiencia en función de los costos  del transporte marítimo.
    Unos incentivos económicos y normativos alentarán al sector del transporte marítimo a invertir en tecnologías ecológicas, que no sólo beneficiarán al medio ambiente, sino que a largo plazo también generarán ahorros en los costos.
       La disponibilidad de un transporte marítimo eficiente y de bajo costo ha contribuido a hacer posibles mejoras radicales en el nivel de vida mundial, en especial en las economías emergentes, en las que numeras personas han dejado de vivir en una pobreza extrema en años recientes.
    Tal como reconoce acertadamente el lema del Día marítimo mundial de 2016, el transporte  marítimo es indispensable para el mundo, y va a seguir siendo fundamental para el crecimiento económico mundial a medida  que avanzamos, en una transición inevitable, hacia una era de desarrollo limpio y sostenible.
     Este es un mensaje que necesita y merece un público más amplio. Prácticamente todos los habitantes del mundo dependen hoy del transporte marítimo en alguna medida, pero muy pocos son conscientes de ello. Por mi parte, pondré mi mejor empeño en dar la mayor difusión posible a este mensaje durante el año en curso e insto a todos aquéllos relacionados con este sector de importancia vital a Unírseme para difundir el mensaje de que el transporte marítimo es indispensable para el mundo

World Maritime Day



Día Marítimo Mundial

       El Día Marítimo Mundial (World Maritime Day) fue establecido por Naciones Unidas a través de la Organización Marítima Internacional (OMI) con el fin de mantener y mejorar la seguridad y eficiencia de las operaciones marítimas internacionales, y para prevenir la contaminación marina ocasionada por buques, especialmente por descargas ilegales que son altamente peligrosas y tóxicas.

      En 1980, la Asamblea la OMI decidió que el Día Marítimo Mundial debía observarse durante la última semana de setiembre, determinando cada gobierno qué día de esa semana se dedicaría al festejo, y destaca que la convocatoria del día mundial es para preservar la seguridad de la vida en el mar y prevenir la contaminación marina.

    Para ello cuenta con un logro importante, que es la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que reúne un conjunto de normas que rigen todos los usos del mar, entre ellos, la navegación, la investigación y la pesca.

    La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar fue firmada en Montego Bay, Jamaica el 10 de diciembre de 1982, incluyendo en un solo instrumento el régimen de las zonas marítimas, adoptando el régimen de los fondos marinos y finalmente en el año 1994 es cuando se logra el acuerdo en el que se da forma a la autoridad de los fondos marinos, que es la directamente responsable de la organización de la exploración y explotación de los fondos marinos en la zona.
      Desde 2005, se organiza igualmente un evento paralelo oficial en algún Estado Miembro. En 2016, el evento paralelo se celebrará en Turquía.

El lema  seleccionado  por OMI este año para celebrar el Día marítimo mundial es EL TRANSPORTE MARITIMO INDISPENSABLE PARA EL MUNDO

      El Día Marítimo Mundial es una excelente oportunidad para mirar al futuro y establecer cuáles son las mejores posibilidades de seguir trabajando a favor de la seguridad en la navegación, así como la protección y prevención contra la contaminación




Situación sociolaboral del sector pesquero




LA FAO ORGANIZA EL III ‘VIGO DIALOGUE’ SOBRE LAS CONDICIONES DE TRABAJO EN LA PESCA Y LA ACUICULTURA

En el marco de la feria anual que la Asociación Española de Mayoristas, Importadores, Transformadores y Exportadores de Productos de la Pesca y la Acuicultura (Conxemar, que agrupa a 222 empresas) organiza en Vigo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Food and Agriculture Organization, FAO en siglas inglesas) patrocina por tercer año consecutivo el foro “Vigo Dialogue” que tendrá lugar el próximo 4 de octubre. 

     La situación sociolaboral del sector pesquero, donde se encuentran numerosos casos de trabajo forzoso, violación de las normas sobre trabajo infantil y sistemática vulneración de las leyes sobre seguridad y prevención de riesgos laborales, ha entrado ya, todavía de forma tímida, en la agenda de las organizaciones internacionales y de numerosos gobiernos. La sostenibilidad social y la exigencia de unas condiciones decentes de trabajo en el sector pesquero preocupan al comercio minorista y a la industria pesquera, a los sindicatos, a las asociaciones de consumidores y otras organizaciones de la sociedad civil.

     Los foros “Vigo Dialogue” de 2014 y 2015 discutieron la promoción de mejoras laborales en el sector pesquero. En 2015, los participantes destacaron que el bienestar de los trabajadores reduce el riesgo de accidentes y mejora la reputación y el compromiso de los empleados con sus empresas. Garantizar la responsabilidad social y la colaboración entre los diferentes actores a lo largo de toda la cadena de producción mediante la negociación colectiva resultan fundamentales.  Los gobiernos tienen un papel destacado a la hora de exigir responsabilidades en el cumplimiento de las normas internacionales del trabajo.

     El “Vigo Dialogue” de 2016 pretende que los participantes intercambien experiencias y propuestas de acción para la promoción del trabajo decente en el sector pesquero; e intercambien información sobre las iniciativas para mejorar las condiciones laborales a lo largo de la cadena de producción y distribución de productos derivados de la pesca.

      Los organizadores esperan que los representantes de las industrias pesqueras, las organizaciones de la sociedad civil, incluyendo los sindicatos, los representantes gubernamentales y las organizaciones internacionales, entre las que destaca la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), compartirán información sobre los avances y experiencias realizadas en relación con la promoción de la agenda de trabajo decente, así como sobre las propuestas de acción, incluidas las actividades de colaboración y procesos conjuntos. Los participantes podrán poner de relieve las actividades en curso y futuras sobre la eliminación del trabajo forzoso, la discriminación, el trabajo infantil, la libertad de asociación y la negociación colectiva, la salud y seguridad en el trabajo, la formación, las condiciones de trabajo, beneficios, salarios, oportunidades de empleo para los jóvenes , las mujeres y los trabajadores migrantes. NAUCHERglobal, Redacción 27/09/2016